Pasar al contenido principal

Información sobre la Atención en Loreto. Actualidad.

VIVIR LA VIDA CON LOS CINCO SENTIDOS

Situación de los Mercados. Diciembre 2020.

Todos sabemos la dificultad de predecir el comportamiento de los mercados bursátiles, pero este 2020 será recordado por ser un año especialmente complejo. Una pandemia, el parón de la economía mundial, la recesión más profunda desde la década de los años 30, un colapso del mercado de valores mundial y ahora, nueve meses más tarde, máximos históricos para la bolsa americana y con ligeras caídas en Europa. El mantra que los gestores decimos “invertir a medio / largo plazo” cobra en estos tiempos más sentido.

Recapitulando, en el tercer trimestre se inició la fase de recuperación tras la recesión del COVID- 19. Pero de nuevo, la desesperación y el miedo a un segundo confinamiento, unidos a la incertidumbre sobre las elecciones americanas, produjeron caídas importantes al final de dicho periodo que se incrementaron a finales de octubre. Pero por primera vez en mucho tiempo, la tecnología y los denominados valores de crecimiento sufrían correcciones importantes, iguales o superiores, al resto del mercado.

Y precisamente si hay dos sentidos ligados a los sectores anteriormente mencionados y a esos valores hoy tan en alza como Zoom , Spotify , Netflix... son la vista y el oído. Por otro lado, aquellos sectores más afectados por la pandemia, y que bien podríamos relacionar con los sentidos del gusto y el olfato, tales como hoteles, aerolíneas, restaurantes, cafeterías, energía o bancos, empezaban a tener un comportamiento bursátil relativo mejor. De nuevo, la bolsa podía estar anticipando algo. VIVIR LA VIDA CON LOS CINCO SENTIDOS estaba y está más cerca de lo que la gente creía y cree. Lo que está claro es que el sentido por excelencia del año 2021 aunque no cotice en bolsa, será el tacto, el sentido en el que se acomodan los abrazos.

A lo largo de septiembre y octubre adecuamos nuestras carteras a la tesis de inversión que reflejamos en nuestra carta anterior: vacuna antes de fin de año y confinamientos no tan estrictos. Hemos empezado a recoger los frutos de nuestra decisión y en el último trimestre del año hemos recuperado gran parte de las caídas de los mercados de los primeros tres trimestres.

La pregunta es clara: ¿y ahora qué?

Con las altas tasas de ahorro, una demanda latente por la Covid, petróleo y tipos de interés en cotas bajas, una política fiscal expansiva y con unas vacunas que muestran una alta efectividad, consideramos que estamos al inicio de la salida de la recesión y es muy probable que vivamos una recuperación económica mundial sincronizada en el año 2021. Esperamos tener unos mercados bursátiles con un buen tono, en especial pequeñas compañías y mercado emergentes, y debería de continuar el proceso de renormalización sectorial, pues la vida se vive con los cinco sentidos.

Nos gustaría añadir dos reflexiones en el actual entorno:

Como dice Mark Twain “la Historia no se repite, pero sí rima “, los comportamientos de una parte del sector tecnológico y algunas otras temáticas me recuerda mis años jóvenes en los mercados bursátiles a finales de los años 90. Hay muchas similitudes, como la excesiva participación minorista, influencers financieros, entrada en índices, valoraciones astronómicas, pero también

diferencias, como distinta fase del ciclo y tipos muy bajos, que hacen pensar que estas burbujas pueden alargarse en el tiempo. Nosotros seguimos prefiriendo todo lo que venga de las ciencias de la salud, biotecnología, ..., que ofrecen mejores valoraciones. En todo caso, cautela y selección.

Mucho se habla del teletrabajo* y las videoconferencias, y cómo podría afectar al sector aéreo, sector gracias al cual nacimos. Dice Albert Einstein que “es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. No nos olvidemos que estas tecnologías hacen la vida más impersonal. Las empresas tendrán un reto: “generar cultura de empresa y compromiso” en su personal. Nadie quiere en su personal más cualificado “mercenarios”. ¿Qué tal viajes profesionales para hacer “equipo”, aprovechando el buen tiempo invernal en España? ¿Podríamos captar teletrabajadores cualificados de ámbito internacional, que pueden generar nuevo tráfico aéreo a España al fijar su residencia aquí? Si hay algo que la pandemia ha generado es que casi el 50% de la población sufre algún problema de ansiedad o depresión. Más que nunca necesitamos vitamina D, sol y viajes. Siempre hay luz al final del túnel...

*The psychological impact of teleworking: stress, emotions and healths by Sandi Mann and Lynn Holdsworth

 

JOSE LUIS GARCIA MUELAS

Director de Inversiones

Loreto Inversiones SGIIC